Paisajes Marinos

Cuando el viento se levanta en otoño y la arena, el agua y las nubes vuelven a dominar ferozmente sobre esta costa, llega  el momento de coger cámara, toalla y paraguas (esto es más bien una superstición, porque de todos modos no sirve de nada en absoluto) y partir hacia la playa.

.

Por el camino, mi mirada se dirige repetidas veces al feroz cielo: torres de nubes se amontonan sobre el horizonte. Escasos bordes de luz destellan entre los nubarrones.
Espero que hayan salido algunos barcos de pesca. Sin estos pequeños puntos, las dimensiones no serían apreciables, la dimensión debe permanecer tangible para experimentar la majestuosidad de estas vistas.
Y siempre temo que salgo algo rollo Kitsch de marinas…

Haz click en una imagen para obtener mas información

Es arte. Tómate tiempo